Amar a otros comienza cuando te amas a ti

- 02/14/2016
LoveYourself-IMG

Amarte a ti mismo es una invitación que te ofrece cada situación que vives. Cuando te amas verdaderamente, descubres que aceptar a los demás fluye como consecuencia de primero amarte a ti mismo tal y como eres.

Toda experiencia nacida desde tu amor propio te conduce a la realización y la dicha. Es un verdadero acto de dar porque es una extensión del amor que reside en ti.

Cada meta que alcanzas sin amor propio es un chispazo de felicidad temporal que te deja vacío y frustrado cuando se va. Estas metas no suplen el amor y la paz que pide tu interior porque vienen de deseos banales sustentados en la necesidad de ser reconocido o ser especial.

En la medida que inviertes más y más en tu auto-conocimiento, despiertas a tu sabiduría interna y reconoces que es tu fuente interior quien puede brindarte verdaderamente el amor y la aceptación que antes reclamabas a tu entorno.

Cuando te niegas el amor a ti mismo, te cierras la puerta de la felicidad, pues nada externo a ti puede llenar el vacío que tu mismo has producido.

Te fortaleces al alimentar la relación contigo mismo y hacerte responsable por tus decisiones. Al parar de apuntar a otros por tu infelicidad puedes concentrarte nuevamente en ti y abrir campo para que renovadas experiencias te ocurran.

Dejar de buscar afuera y en cambio buscar adentro te libera de la necesidad de que tu entorno te haga feliz y así empiezas a convertirte en el Maestro de amor que vive en tu interior.

Cuando piensas que recibirás más amor y aceptación por lograr mayor éxito profesional, conseguir una pareja especial, tener más dinero o lograr una nueva apariencia física, te auto engañas y creas ciclos de drama en tu vida.

Creer que los acontecimientos externos son tu salvación te aleja de ti mismo.

Al conectarte nuevamente con tu guía interna floreces. Te permites perdonar los viejos errores cometidos en el pasado y renaces a una nueva experiencia de amor presente.

Cuando te re-conectas con tu centro interior se acaba la desorientación que te produce el buscar afuera o el querer cambiar a los demás. Tu guía interior es una grandiosa brújula que te muestra, milagrosamente, como dirigirte de nuevo al camino del verdadero amor.

¡No esperes más a que alguien te ame o te acepte para estar en paz y ser feliz! Empieza hoy mismo. Acéptate tú primero tal y como eres y así podrás aceptar a los demás y recuperar tu felicidad.

Ámate y descubre que dentro de ti reside la fuente del amor.

Solo tú puedes cambiar tu vida. ¡El momento de hacerlo ocurre en el ahora!