Despeja tu mente

Diana Jaramillo - 08/22/2015
despeja tu mente

Dejar de preocuparte es hacer la maestría de vivir en el ahora. Es comenzar a darte permiso de ser tú mismo. Despejar tu mente de los apegos pasados, la ansiedad del futuro y descansar en el presente.

Cuando vives tu vida inconsciente en el corre – corre diario, te atrapas en el drama de las obligaciones y te conviertes en la victima del día atrayendo conflicto y caos. Al detenerte por un momento y soltar las preocupaciones, abres espacio vital que te permite disfrutar de tu cotidianidad y reconocer el propósito oculto detrás de cada dificultad.

Al otro lado de las densas nubes de preocupación se encuentra el estado de paz en donde la fe y la expectativa positiva es posible. Desde una mente tranquila comprendes que disfrutar de la vida es una elección. En este estado mental, logras restaurar la comunicación con tu fuerza interior y así recordar que dentro de ti existe un modo de ver la vida en paz y alegría.

Cuando eliges momento a momento confiar en tu guía interior, adquieres una nueva forma de pensarque te permite percibirlas situacionescomo oportunidades y nocomo problemas. Tu maestro interno, te dirige hacia tu propia y profunda sabiduría dormida y te ayuda a identificar que entre más conoces tu esencia, menores son tus preocupaciones.

Dejar de preocuparte o quejarte es un acto de amor contigo mismo. Al no enfocarte más en lo que no quieres, te sales del drama pasado y entras en el presente. Dispones tu mente a recibir las alternativas felices que realmente deseas.

Parar por un momento y respirar conscientemente despeja tu mente y hace que las ideas de inspiración fluyan. El aire renovador actúa como un purificador que limpia tu mente de ideas temerosas y activa la guía de tu maestro interno. Esta gran fuerza de amor,te brinda determinación para liberarte de los límites que tu entorno te presenta y te impulsa a ser tu mismo.

Entre más preocupaciones liberas, más fácilmente fluye tu poder interno.

Al reconocer tu naturaleza espiritual y sus grandiosos potenciales, recuerdas que tu vida es más que los limites de tu personalidad. Comprendes que la fortaleza y el amor de Dios viven dentro de ti. Desechar la preocupación es un acto de humildad en donde aceptas que tu fuente Creadora te brinde todo lo necesario para trascender cualquier situación.

Confiar te lleva a desarrollar una mentalidad de pazy te da la posibilidad de apreciar todo aquello que conforma tu vida. Desde una consciencia de gratitud puedes sentir diferente la vida que te rodea, el aire, la gente, la naturaleza.Vivir en contínuoagradecimiento te permite expandirte yencontar cadadía motivos y oportunidades por los cuales sentirte abundante, alegre y en paz.

¡Decídete a soltar las preocupaciones! Confía, lo que buscas esta en tí.
El momento del cambio ocurre siempre en el ahora. Y solo tú puedes cambiar tu vida.

“No tengo que preocuparme por lo que debo decir ni por lo que debo hacer, pues Aquel que me envió me guiara. Me siento satisfecho de estar donde quiera que El desee, porque se que El estará allí conmigo".

– Un Curso de Milagros –