El acuerdo es contigo mismo

- 06/14/2015
el acuerdo es contigo mismo

Cada compromiso que aceptas con un corazón dispuesto es una oportunidad de despertar maravillosos potenciales durmientes que habitan en ti.

Te entregas al proceso de crecer, dejando que los propios retos del camino te eleven a experiencias de unidad, entrega y realización personal.

Escuchar tu voz interior te permite reconocer que el primer compromiso, desde donde se extienden todos los demás, comienza contigo mismo.

El tomar el liderazgo de tus pensamientos y aprender a guiar tus emociones te capacita a salir de los sentimientos de victima que te hacen creer que estás donde estás por obligación y no por decisión.

Al atender tu maestro interior reconoces que dentro de ti existen profundos anhelos que desean manifestarse. Para que ello ocurra, se requiere de tu aceptación y compromiso. Tus compromisos son la entrada en una zona desconocida que te forma y fortalece para que resurja un nuevo tu.

Cuando te permites ser dirigido por la guía interna, logras responsabilizarte por tus acciones y enfocar la energía en construir tu visión. Si tu mente esta dominada por el temor tomarás los compromisos pensando que haces las cosas porque otros lo exigen y no por tu propio crecimiento. Esta perspectiva esclaviza tu mente y la envuelve en miedo y resentimiento.

Detrás del deseo de cumplir tú meta se esconde el deseo de reencontrarte. Al entrar en el silencio y escuchar tu maestro interior te reconectas con el anhelo de tu alma de mantenerte en paz, alegría e integridad. Desde este elevado estado mental surge la sabiduría interior que te ayuda a dejar atrás tus apegos y te invita a ser vulnerable de aprender, crecer o incluso “equivocarte”.

…Si te sientes que vas en contravía… Recuerda que siempre tienes la posibilidad de detenerte y volver a elegir…

Mantenerte bajo el consejo de tu guía interna te da la fuerza necesaria para dominar los pensamientos de pequeñez que bloquean el fluir y la perfecta expresión del nuevo tu que has imaginado. Síguela y te llevará a tomar los compromisos y elecciones alineados con tu más alta expresión.

Tú tienes el poder de cambiar el curso de tu vida.
¡Comprométete contigo mismo! Es tiempo de renacer al gran ser que eres.